domingo, 5 de noviembre de 2017

Hoy es uno de esos días en los que cuesta irse a dormir, momentos inolvidables donde los haya cargados de emociones vividas plenamente.

Gracias al Ayuntamiento de Guardamar sobre todo a Ana Puigserver Gómez y a Marúia José Sanz Mateo por hacer posible este evento, gracias al maestro Vicente Simón Pérez por aceptar mi invitación y por su charla magistral y sobre todo gracias a las 300 personas que nos han acompañado, superando el aforo de la sala. Con especial cariño mi gratitud a amigos, compañeros, miembros de los programas Mindfulness y a la Sangha Mindfulness de Torrevieja, habéis hecho que me sintiera como en familia.



 








No hay comentarios:

Publicar un comentario